La son víctimas solitarias del

La prevénción de la delincuencia y de la desviación juvenil solo es posible si se expone la realidad sin ocultar nada, porque los niños tienen derecho a conocerla para saber anticipadamente que significan y que consecuencias pueden llegar y tienen efectivamente algunas conductas desviadas o delectivas.Ocultar esta atroz realidad solo puede traer aparejada la ignorancia, la inocencia, el desconocimiento de la verdad, lo que puede y en realidad posibilita que muchos menores decidan realizar conductas aparentemente atractivas, sin prever las duras consecuencias que en la vida cotidiana pueden llegar a tener.Muchos seres humanos sufren pensando que son víctimas solitarias del destino, pero en realidad es que con certeza, muchos otros están sufriendo solos, pero la realidad es que con certeza, muchos otros están sufriendo solos también, sin enterarse de que se trata de problemas sociales.Estos problemas sociales que subsumen a los individuos en el dolor, la angustia y el sufrimiento, son en realidad los que generan los problemas individuales que se expresan tanto en las personas que son víctimas, como en aquellas que cometen los delitos y las desviaciones y que ocasionan daño social.